Dec 02 2022

Paraguay - Lecciones de Silvino (ūüá™ūüáł)

by
Facundo Cajen 
Facundo Cajen

Hace unos d√≠as me levant√© temprano, tom√© una taza de caf√© y me dirig√≠ al aeropuerto para tomar un avi√≥n que me llevar√≠a a Paraguay. El objetivo final era visitar Defensores del Chaco, un Parque Nacional ubicado en la regi√≥n del Gran Chaco en Paraguay, cerca de las fronteras de Bolivia y Brasil, y conocer a Silvino, un guardabosques que vive all√≠ desde hace 44 a√Īos.

Poco despu√©s de aterrizar en la hermosa ciudad de Asunci√≥n, me sub√≠ a una camioneta y comenzamos a conducir hacia el Gran Chaco. No sab√≠a que el viaje nos llevar√≠a 13 horas, que √≠bamos a pinchar una llanta en lo que parec√≠a el medio de la nada, y que para recorrer los √ļltimos 350 km del viaje, estar√≠amos en un carretera vac√≠a, con camino de tierra y muchos baches durante m√°s de 5 horas, sin se√Īales de vida humana alrededor. De repente empezamos a ver mucho polvo. Era imposible para el conductor ver claramente lo que estaba pasando. Minutos despu√©s, entre todo ese polvo que nublaba la vista, vimos un cami√≥n, dos camiones, tres camiones, decenas de camiones, y luego perd√≠ la cuenta. ¬ŅC√≥mo era eso posible? ¬ŅQu√© estaba pasando?

Los camiones estaban llenos de ganado. De hecho, para cuando llegamos a nuestro destino final en Defensores del Chaco, ya nos habíamos cruzado más de 100 camiones llenos de lo mismo. No solo eso, sino que también nos cruzamos una buena cantidad de excavadoras.

Cuando llegamos, conoc√≠ a Silvino, un verdadero guardian de la naturaleza. Silvino lleg√≥ a este predio de 720.000 hect√°reas, siendo un joven guardabosques, hace 44 a√Īos. En el momento de su llegada, el viaje que me tom√≥ m√°s de 13 horas para completar, le tomaba 9 d√≠as debido a la falta de caminos en el pasado. No solo eso, sino que en ese momento viv√≠a all√≠, solo, completamente solo, por per√≠odos de 3 meses hasta que el gobierno le enviaba nuevos suministros para poder sobrevivir. Para ese entonces en la historia, yo ya estaba asombrado pero hab√≠a m√°s por venir y √©l no me hizo esperar. Cuando le pregunt√© sobre los camiones llenos de ganado y las excavadoras que vi ese mismo d√≠a, me llev√≥ a un viaje mental que no vi venir. Me dijo que su batalla m√°s crucial no fue dentro del parque, sino justo afuera, cerca de sus l√≠mites. Adem√°s, esta batalla no le correspond√≠a solo a √©l, sino que tambi√©n ten√≠a en mente el inter√©s econ√≥mico de otras personas. Estoy hablando de la econom√≠a de los peque√Īos agricultores. Primero me record√≥ lo verde que era todo alrededor del parque en el pasado, y afortunadamente no tuve que solo creer en su palabra, porque ahora gracias a las im√°genes satelitales disponibles desde el espacio pude verlo en tiempo real, algo as√≠ como usar una m√°quina del tiempo, desplaz√°ndose a trav√©s de una serie de fotogramas del lapso de tiempo del √°rea. Sin embargo, lo que Silvino me ense√Ī√≥ a continuaci√≥n me dej√≥ sin palabras. Me explic√≥ que antes de traer el ganado a estas √°reas, los agricultores queman sus territorios para tener pastizales. Todos estos incendios no solo matan √°rboles sino tambi√©n animales m√°s peque√Īos que sol√≠an ser parte de la dieta de los depredadores m√°s grandes. Aqu√≠ las cosas dieron un giro inesperado ya que su narrativa no era la t√≠pica respecto a c√≥mo los √°rboles producen ox√≠geno limpio, sino que su historia iba un paso m√°s all√°.

Im√°genes satelitales del √°rea en el 2012
Im√°genes satelitales del √°rea en el 2021

Silvino, en cambio, not√≥ que los leopardos, necesitados de comida, irrump√≠an en las tierras de los agricultores y robaban una de sus vacas de vez en cuando. Como a los granjeros no les gust√≥ nada esto, comenzaron a matar a los leopardos. Sin embargo, los leopardos son animales muy territoriales, por lo que una vez que matas a uno de ellos, dejas esa √°rea abierta para una batalla entre diferentes leopardos para gobernar este terreno. As√≠ que ahora los granjeros no tienen un depredador persiguiendo a sus animales, sino muchos de ellos. Tengan paciencia con esta historia, porque este no es el final. A medida que los agricultores segu√≠an matando a los leopardos, eventualmente se deshicieron de ellos en algunas √°reas, lo que abri√≥ la tierra para los pumas, y aqu√≠ radica una gran diferencia. Los leopardos cazan una vaca y se van, solo toman lo que necesitan. Los pumas, por otro lado, pueden matar a varios animales, sin com√©rselos a todos, antes de salir corriendo de la escena. ‚ÄúCosechas lo que siembras‚ÄĚ, dijo Silvino. Es el c√≠rculo de la vida. De hecho para hacerlo m√°s gr√°fico y f√°cil de entender, agreg√≥, ‚Äúsi no tuviera comida, si no me quedaran provisiones, me ver√≠a obligado a salir y conseguir algo para comer de una forma u otra‚ÄĚ. As√≠ como me sorprend√≠ por la hermosa complejidad y el equilibrio de la naturaleza, Silvin√≥ coment√≥ que su mayor desaf√≠o ha sido educar a los agricultores aleda√Īos al parque sobre esto. ‚ÄúNo quiero que la gente piense que soy un lobo solitario que lucha contra el progreso humano, por supuesto que no, pero necesitamos encontrar un equilibrio, de lo contrario, no habr√° futuro para los humanos y nuestro progreso‚ÄĚ. La naturaleza est√° en un fr√°gil equilibrio consigo misma, y Silvino me ense√Ī√≥ que incluso los cambios m√°s peque√Īos pueden provocar grandes disrupciones.

Durante los días siguientes, vimos incendios controlados en las fincas cercanas al Parque Nacional. Eran nuevos agricultores quemando la naturaleza para tener pastizales. De hecho, encontramos incluso con un drone un leopardo muerto, acribillado a balazos, que unos días antes había sido captado en vivo con cámaras ocultas en la zona.

De izquierda a derecha, Silvino, el guardi√°n de la naturaleza, Facundo de GainForest y El√≠ Franco Le√≥n, Director de √Āreas Protegidas del Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sosteniblee de Paraguay

Un dato que debes saber antes de terminar este art√≠culo es que desde 1985 hasta 2016, el Gran Chaco sufri√≥ una p√©rdida de 14,2 millones de hect√°reas (el tama√Īo de Inglaterra). Antes de concluir nuestra visita a Silvino y al resto de guardabosques de la zona, √©l me quiso mostrar un lugar escondido, ‚Äúuna joya escondida‚ÄĚ, dijo. Un lugar que describi√≥ como tan m√°gico que pensar√≠a que estaba parado en un planeta completamente nuevo. Volvimos a subir a su camioneta y condujimos durante una hora hasta Cerro Le√≥n, donde me anim√≥ a vigilar mis pasos, ya que podr√≠a haber serpientes alrededor y muchas espinas saliendo de los √°rboles. Despu√©s de una corta caminata, donde me explic√≥ que lo que estaba a punto de ver era uno de los sumideros de carbono m√°s grandes del mundo y que deber√≠amos hacer todo lo que estuviera a nuestro alcance para protegerlo, llegamos a un punto en el que dej√≥ de hablar y levant√© la mirada porque ven√≠a observando cada uno de mis pasos para tener cuidado en esta colina complicada.

Lo que vi me dej√≥ sin palabras. All√≠ estaba yo, contemplando m√°s de 80.000 hect√°reas de bosque virgen. Entiendo que una imagen no puede capturar toda esta belleza, pero conf√≠a en m√≠ cuando digo que nunca hab√≠a visto tanto verde en mi vida. En ese momento me salieron l√°grimas de los ojos y ah√≠ fue cuando me golpe√≥ a nivel personal. No solo pude finalmente ver por lo que nuestro equipo ha estado luchando, sino que tambi√©n conociendo la ciencia y las tasas de deforestaci√≥n, me hizo sentir miedo por un minuto. Tuve una infancia maravillosa, pero ahora s√© que si alguna vez quiero traer un bebe a este mundo debemos detener la deforestaci√≥n si quiero que el beb√© tenga un ambiente seguro para jugar y descubrir las maravillas de la vida y este hermoso mundo. No podemos fallarle a las generaciones que vendr√°n despu√©s de nosotros. Debemos ayudar a proteger lugares como Defensores del Chaco. Silvino es una estrella de rock. La estrella de rock de la naturaleza. Lamentablemente, ni √©l ni su equipo tienen el reconocimiento que se merecen. Es incre√≠ble cu√°nto conocimiento pudo compartir con nosotros en tan poco tiempo. Es tan f√°cil de entender, imag√≠natelo as√≠, si Am√©rica del Sur representa los pulmones de la Tierra, ¬Ņqu√© har√≠as si tuvieras c√°ncer de pulm√≥n? Dejar de fumar e ir al m√©dico para curarte. Tenemos que preservar y recuperar los bosques, por ti, por nosotros y por todos.


Questions? Interested in collaborating on these problems?
email us
EMAIL
team@gainforest.net
GainForest is a registered non-profit association in Switzerland.
(c) 2022 GAINFOREST
JOIN OUR DISCORD
SCROLL: 0.00
64bde55